Táctica y estrategia

 Táctica y estrategia

Mi táctica es
mirarte
aprender como sos
quererte como sos

mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible

mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos

mi táctica es
ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos
no haya telón
ni abismos

mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple

mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites.

Mario Benedetti

Sin título IV

Premoniciones que se cumplen,
y que no.
Imaginación llena de dudas.
Pecho revuelto, arremolinado.
Manos que tiemblan, miradas grises
¿Miradas?
Basta de preguntas, no tengo tres años.
Si no miro siquiera. Es como en los sueños que se ve borroso
y cuanto más quiero ver, menos lo hago.
No veo,
no veo,
no veo,
desgraciadamente no veo.
Por eso escribo esto,
para iluminar un poco el camino.

Sin título III

¿Es el vacío, vacío?
¿Puede estar un pecho lleno de nada?
¿Puede la nada estar llena de cosas?
Como pensamientos sobre ella, o la oscuridad que la abastece...

¿Existe el acostumbramiento?
¿Hay una constante? Porque las horas siguen caminando...
¿Conocés la felicidad absoluta?
 No existe, solo pequeñas alegrías y tristezas que llenan el vacío.
En estas cosas impredescibles, nómades,
no puede haber acostumbramiento, sino adaptación.
Es una ilusión, es una ilusión.
Que hace bien,
pero que también atemoriza si algo cambia y el vacío se llena
lenta o rápida, pero irremediablemente.

Sobre mí

Mi foto
No me sé describir a mí mismo. Lo dejo a la percepción del que me conoce y al prejuicio del que no.

Los atrapados en el espacio surrealista:

Con la tecnología de Blogger.