Aves de presa

                                          Aves de presa - Wilbur Smith

Primero: No es el actor de cine del mismo nombre xD


Sinopsis: En 1667, durante la guerra naval entre Holanda e Inglaterra, sir  Francis Courteney, junto  con su hijo Hal, atrapan un galeón de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales. Entre los rehenes se encuentran un gobernador colonial holandés y su seductora esposa, Katinka, quien no se detiene ante nada para acabar con los Courteney.

Opinión:  Bueno, primer libro que leo del africano/inglés Wilbur, un libro que atrapa desde sus comienzos. Tal y como dice la portada, el tipo es el maestro de la aventura, sin dudas. Si te gustan las historias de piratas, guerras, saqueos, traiciones, etc, ésta es tu historia. La familia Courtney trasciende en muchos de los libros del señor Smith, van pasando las generaciones. Ésta es la primer novela de la saga, se sitúa en el 1667, plena época donde los piratas y corsarios eran la moda :P. No solo es aventura, también es histórica, uno aprende mucho también ya que la novela transcurre dentro de un contexto histórico que realmente sucedió como fue, en este caso, la guerra entre Inglaterra y holanda, por dar un ejemplo de entre otros muchos. Lo que lo hace excelente es lo poco repetitivo que se hace y lo real que llega a ser, la trama tiene excelentes giros que te mantienen enganchado al libro hasta terminarlo. Muy recomendado el señor Wilbur Smith y el primer libro de los Courtney. El siguiente de la saga es El monzón, que espero poder conseguirlo pronto. Cabe destacar también que aunque varios libros traten de los Courtney, por lo general son autoconclusivos.

Wilbur escribió una gran cantidad de libros, también tiene una saga egipcia (si, de la época de faraones y demás) que tengo entendido que también es excelente.
Un autor muy recomendado de mi parte, este año estará en la feria del libro firmando autógrafos :P

Tokio Blues (Norwegian wood)

                                     Tokio Blues - Haruki Murakami

Sinopsis: Toru Watanabe, un ejecutivo de 37 años, escucha casualmente mientras aterriza en un aeropuerto europeo una vieja canción de los Beatles, y la música le hace retroceder a su juventud, al turbulento Tokio de finales de los sesenta. Toru recuerda, con una mezcla de melancolía y desasosiego, a la inestable y misteriosa Naoko, la novia de su mejor –y único– amigo de la adolescencia, Kizuki. El suicidio de éste les distancia durante un año hasta que se reencuentran en la universidad. Indeciso, sumido en dudas y temores, experimenta el deslumbramiento y el desengaño allá donde todo parece cobrar sentido: el sexo, el amor y la muerte. 
Opinión:  Bueno, para terminar de comentar a Murakami (por ahora) comento Tokio Blues, el libro que lo llevó a la fama internacional y se convirtió en un bestseller. Un murakami distinto, acostumbrado al surrealismo, quedé un poco desorientado en este libro pura y exclusivamente realista. Un drama con un aire melancólico y triste pero muy atrapante. Los relatos de Watanabe recordando su adolescencia, sus estudios y demás lo atrapan a uno. No es recomendable para gente susceptible, es un libro bastante fuerte, hay varios suicidios y no es la típica historia "y todos vivieron felices para siempre". Sin embargo, ésto es lo que lo hace realista e interesante. Lo recomiendo para empezar con el autor, si bien me gustaron más Kafka en la orilla y Crónica del pájaro, éste es el Murakami más entendible ya que no hay mezcla entre sueños y realidad ni realismo mágico. Es simplemente un drama que ubica perfectamente al lector en aquel Tokio y en la vida del personaje. Buen libro.

Está por salir la peli, tengo ganas de verla, acá un trailer:



Los devastadores

Nuevo cuento, espero que les guste.

Los devastadores


La calma del césped se dispersaba, las pisadas producían vibraciones y advertencias. Su tranquilidad se terminó. En ese mismo momento, se observaron el uno al otro sigilosamente y se prepararon para ocultarse o correr. Los  devastadores volvieron a aparecer. Cuanto más se acercaban, más miedo expandieron en la zona.  Ellos, precavidos y con conocimientos sobre éstos, trataron de impedir sentirse intimidados. La tensión hizo que el aire sofocara y el sudor sea helado, los árboles caían uno tras otro por el gran poder de los inmensos seres. Cada vez se acercaban más, era correr o morir. Se tomaron de la mano y sin hacer gesto alguno se movieron a cuanto sus cuerpos pudieran. Los devastadores no se percataron de ellos, quizás buscaban una presa más apetitosa.
¿Qué son estos seres sin corazón? ¿Sin lástima ni pudor? Seguro todas esas preguntas surgieron en ellos en cada segundo que respiraban la maldad de la otra raza. Más alejados del peligro, en un bosque más profundo, se relajaron. Bebieron agua del río, comieron algunas manzanas de un amable árbol y se abrazaron fuertemente. El frío de un invierno más azul que otros los separaba, por eso trataron de estar juntos, para transmitir calor vivo, de un ser que respira y siente a otro que hace lo mismo. La noche pasó como lo hacen las tormentas y todos los fenómenos naturales. ¿Serían aquellos devastadores fenómenos naturales? ¿Cómo podían existir tales criaturas? Mataron humanos, monos, perros, árboles, todo tipo de ser vivo que se entrometiese en su camino y ambiciones. Definitivamente eran algo más allá de su comprensión.
Al artificial calor del mediodía de invierno siguieron en su huída, aquel bosque no tardaría en ser devorado. Las montañas, más frías y egoístas, los esperaba. Siguiendo los rastros que sus camaradas les dejaron, sabían que tenían que dirigirse allí, para al menos fingir estar a salvo en un grupo más numeroso. Siendo buenos trepadores no significaba mayor problema el hecho de escalar una roca gigante. El problema era encontrar comida y agua en ese árido y frío hábitat al que fueron obligados a esconderse.
La tarde se fue tan rápido como alguien asustado, el firmamento se escondió tras las montañas, quizás él también estuviese huyendo de los devastadores. En la noche, hambrientos y temblorosos por los bajos grados, encontraron a los de su especie. Muertos, aniquilados sin piedad, jóvenes, adultos, ancianos, incluso el líder que los guió por mucho tiempo. Ella se sintió desesperada, con varios gritos los amarraba de un lado a otro como si estuviesen en un profundo sueño utópico donde, quizás al fin, estaban a salvo. Se dio cuenta que era mejor dejarlos allí a traerlos de vuelta al crudo mundo real. Él, sin embargo, se mostró más tranquilo, quizás tenía que actuar de esa manera para darle un grano de esperanza a su compañera de viaje, de huída, a un destino incierto. El hambre provocó deseos de canibalismo, aún así los rechazaron inmediatamente. Ya alejados, empezaron a bajar la montaña que atravesaron durante varios días. Un llano los esperaba pacientemente. Entraron en él, el suelo arenoso hacía más pesado su caminar. Ella, ya rendida, se desplomó. Naturalmente, él la ayudo a levantarse, sus largos brazos, ahora flacos y con menos pelos, apenas podían sostenerla.
            El temblor nuevamente sacudió el calmo piso. Ellos estaban cerca. Los pobres simios trataron de acelerar el paso, pero fue imposible escapar. De un tamaño exorbitante, los devastadores ni se percataron de la existencia de dos pequeños orates en medio de un desierto. Luego de arrasarlos, siguieron su camino como si nada hubiera ocurrido.
            Entre arena y polvo, ella se conmovió. Se encontraba en un pequeño pozo de arena que le había salvado la vida. El simio, que lo había cavado a toda velocidad segundos antes, la abrazaba fuertemente dando su espalda al cielo, cubriéndola de los gigantes y pesados seres, como un ave protege su nido. Con todos los huesos rotos, sus miembros seguían sujetándola como una dura cadena. Cuando sintió que el peligro abandonó la zona, al escuchar el repugnante sonido y dejar de percibir el olor a petróleo que producían esos titanes, él la soltó. La hembra lo corrió a un lado, salió del pequeño hueco, se puso de pie y lo recostó. Ya estaba muerto, había sido algo instantáneo.
            El invierno pasó junto al tiempo, como una pareja inseparable, al igual que ellos. La pobre gorila sobreviviente se quedó a su lado, aguantando tempestades de arena, lluvia, frío y profundas tristezas. Esperando ese cálido verano utópico en el que, tarde o temprano, se encontraría con él y con todos sus relativos muertos.

Crónica del pájaro que da cuerda al mundo

                        Crónica del pájaro que da cuerda al mundo
                                                  Haruki Murakami

Sinopsis: Tooru Okada, un joven japonés que acaba de dejar voluntariamente su trabajo en un bufete de abogados, recibe un buen día la llamada anónima de una mujer. A partir de ese momento la vida de Tooru, que había transcurrido por los cauces de la más absoluta normalidad, empieza a sufrir una extraña transformación. A su alrededor van apareciendo personajes cada vez más extraños, y la realidad, o lo real, va degradándose hasta convertirse en algo fantasmagórico. La percepción del mundo se vuelve mágica, los sueños son realidad y, poco a poco, Tooru Okada deberá resolver los conflictos que, sin sospecharlo siquiera, ha arrastrado a lo largo de toda su vida.
Opinión: Tercer libro que leo del señor japonés, genial, lo pondría como mi segundo favorito del autor (de los que leí). Recuerdo cuando lo fui a comprar en rosario, re emocionado, el libro venía envuelto con un plástico, decidí abrirlo cuando llegara a Chacabuco (gran error). Una vez en casa, lo abrí y me encuentro con que al libro le faltan como 40 páginas del final!! es decir, leerlo sin saber el final :/ Bueno, luego de varios trámites conseguí cambiarlo gratis por uno sin fallos de imprenta.
Sobre el libro, debo decir que es MUY BUENO, Murakami te mete facilmente en su narración, generalmente en primera persona el protagonista describe lo que piensa, siente y hace. En esta novela, se puede apreciar una cantidad de personajes bastante numerosa y cada uno más extravagante que el otro. Personajes como May Kasahara (una adolescente que Tooru conoce y que dejó la escuela), El teniente Mamiya (quien contará sus historias de guerra, excelentes y muy fuertes por cierto, no apto para gente sensible), las hermanas Malta y Creta Kanoo, el "antagonista" de la novela Noboru Wataya( su cuñado), etc. Es increíble como de un momento a otro el autor te mete en los sueños y luego en la realidad, hasta mezclarlos y hacer que al lector se le complique bastante distinguirlos. Es un libro muy profundo y con varios significados, hay que pensar bastante, Todas las historias tienen, de alguna u otra manera, que ver con lo que le sucede a Tooru. Sus sensaciones cuando se mete en un pozo y queda ahí dormitando son geniales, te hacen sentir la claustrofobia y la desesperación como la tranquilidad y la soledad para meditar sobre los problemas. Murakami sigue sin decepcionarme, obviamente seguiré leyendo más del autor, MUY RECOMENDADO.

Ballet cósmico #2


¿Por qué todos me esquivan? Se pregunta mientras vaga por el mundo. Conoce a todas las civilizaciones y a todas las personas, aún así está sola. No sabe comunicarse con las personas, no conoce sus lenguajes. Las gente no puede verla pero si sentirla, y cada vez que lo hacen tratan de alejarla lo más lejos posible de si mismos. Cuando entra en un ser humano le hace compañía, pero a la vez lo hiere por su falta de comunicación y por no ser tangible, no puede encontrar contención y viceversa. Es inmortal y va de un cuerpo a otro. Puede multiplicarse y estar en varios seres al mismo tiempo. Terca y porfiada, sigue buscando consuelo y comunicación en otros seres aunque a veces sea discriminada y rechazada.

La soledad

El retrato de Dorian Gray

                            El retrato de Dorian Gray - Oscar Wilde

Sinopsis: Basil Hallward es un artista que queda enormemente impresionado por la belleza estética de un joven llamado Dorian Gray y comienza a encapricharse con él, creyendo que esta belleza es la responsable de la nueva forma de su arte. Basil pinta un retrato del joven. Charlando en el jardín de Basil, Dorian conoce a Lord Henry Wotton, un amigo de Basil, y empieza a cautivarse por la visión del mundo de Lord Henry. Exponiendo un nuevo tipo de hedonismo, Lord Henry indica que "lo único que vale la pena en la vida es la belleza, y la satisfacción de los sentidos". Al darse cuenta de que un día su belleza se desvanecerá, Dorian desea tener siempre la edad de cuando le pintó en el cuadro Basil. El deseo de Dorian se cumple, mientras él mantiene para siempre la misma apariencia del cuadro, la figura en él retratada envejece por él. Su búsqueda del placer lo lleva a una serie de actos de libertinaje y perversión; pero el retrato sirve como un recordatorio de los efectos de cada uno de los actos cometidos sobre su alma, con cada pecado siendo expuesto como una desfiguración de su rostro o a través de un signo de envejecimiento.

Opinión: Primer libro que leo de este autor, una mezcla exquisita entre realidad y fantasía. El contexto de la novela está perfectamente elaborado y te mete sutilmente en el Londres del siglo XIX, plena época victoriana. Cuenta excelentemente la forma de vivir y pensar de la clase alta en aquellos años y que cosas estaban mal vistas por ellos (justamente todas las cagadas que Dorian se manda). La forma de narrar de Wilde es impecable, lo deja a uno vislumbrado a tal punto de pensar, por momentos, que no entendía al 100% las ideas y formas de pensar del autor a través del personaje de Lord Henry (en mi opinión, el más carismático y original del libro). Las ideologías que plantea muchas veces este personaje te dejan pensando muchísimo, algunas frases todavía resuenan en mi cabeza y otras, con las cuales estoy en desacuerdo, también. El final de la historia es magistral.
En fin, un gran clásico que, en mi opinión, es un MUST READ. Se puede conseguir en la colección de oro de la nación a 30 mangos, una hermosa edición de tapa dura.

También salió una peli hace poco que no vi. Con solo ver a Dorian morocho (cuando en el libro es rubio) me hice el prejuicio de que cambiarían muchas cosas :P
Quizás después la vea, no se.

Ballet cósmico

Bue, eso.. de vez en cuando me da por escribir delirios e incoherencias, por ejemplo:


¿Qué es la luna en comparación a nosotros?
Un pedazo de roca flotando en el espacio, sin vida aparente. Depende del sol para brillar así como nosotros dependemos del aire para respirar. No es independiente, de día es solo una sombra opacada por el sol, de noche resplandece porque éste lo desea. Al igual que nosotros, en la vida brillamos y forjamos nuestros caminos porque el destino lo desea y en la muerte somos una sombra que se deteriora con el tiempo y nos volvemos nada, somos olvidados como lo es la luna durante el día. Sin embargo, aprovechamos ese efímero momento para transpirar sueños y trazar objetivos, al igual que el satélite lo utiliza para transpirar belleza e iluminar nuestras almas. Está en nuestra naturaleza buscar luz propia o alcanzar algún brillo aunque a veces necesitemos una ayuda, como la necesita la luna del sol. Si se piensa de este modo, la luna se rebaja a pedir ayuda, muestra su inferioridad ante el sol, pero a la vez es muestra de humildad en comparación al imponente y aburrido antónimo que todo lo puede y lanza rayos de soberbia. A mi me agradan las personas que se parecen a la roca que brilla de noche y no les interesa pedir ayuda o intentar ser siempre el centro de atención, más que las que se parecen a la luz que siempre quiere demostrar estar encima mío.

Sobre mí

Mi foto
No me sé describir a mí mismo. Lo dejo a la percepción del que me conoce y al prejuicio del que no.

Los atrapados en el espacio surrealista:

Con la tecnología de Blogger.