El lobo estepario

                                 El lobo estepario - Hermann Hesse

Sinopsis: El libro se desarrolla a través de unos manuscritos creados por el propio protagonista, Harry Haller, los cuales son presentados al lector por un conocido de Harry en la introducción de la obra. Dentro de los manuscritos se narran los problemas, la vida del protagonista y su difícil relación con el mundo y consigo mismo.
Opinión:  Bueno, por donde empezar con esta obra. ¡Oh si! una obra que debería leer todo el mundo, de esos que tenés que leer antes de morir. Yo creo que lo mágico que tiene el libro es la capacidad de llegar a nuestro pensamiento y forma de ver la vida, la sociedad, etc.
Henry Haller, el protagonista, cuyas iniciales por "casualidad" son iguales a las de Hermann Hesse (HH), es un hombre que ronda los 50 años y aparenta haber vivido todo, o nada. La realidad es que la estrategia del autor, desde mi punto de vista, es que podés llegar a tener dos tipos de apreciaciones cuando terminás el libro. Si sentís que sos similar a Henry o si te sentís mínimamente identificado con el pensamiento del protagonista, este libro te va a cambiar la vida. Pero puede caber la posibilidad de que no te sientas identificado y seas todo lo contrario al prota, por lo cual, quizás, el libro te parezca un ni fu ni fa.
Yo, por suerte, pertenezco al primer grupo.
¿Como no sentirme identificado cuando leía a Henry decir:
"Lo que más odiaba era todo lo mediocre, normal y corriente."?

O como no quedar maravillado ante tan espectacular párrafo:
¡Ay!, y por desgracia la mirada profundizaba aún más; llegaba no sólo a los defectos y a las desesperanzas de nuestro tiempo, de nuestra espiritualidad y de nuestra cultura: llegaba hasta el corazón de toda la humanidad, expresaba elocuentemente en un solo segundo la duda entera de un pensador, de un sabio quizá, en la dignidad y en el sentido general de la vida humana. 
Aquella mirada decía: "¡Mira, estos monos somos nosotros! ¡Mira, así es el hombre!" Y toda celebridad; toda discreción, todas las conquistas del espíritu, todos los avances hacia lo grande, lo sublime y lo eterno dentro de lo humano, se vinieron a tierra y eran un juego de monos...

Hesse hace sentir que vos mismo sos el lobo estepario, por eso ha logrado tantos adeptos, por eso ha logrado que tanta gente cambie su mentalidad con esta obra. 
Pero la genialidad de la obra es que Hesse logra hacer que te caigas al abismo más profundo, lleno de oscuridad y soledad. Un abismo donde las esperanzas están escondidas, perdidas u olvidadas. Así vas atravesando párrafo por párrafo siguiendo los pasos del pobre lobo de la estepa que no es otro que vos mismo. Y entonces, es el mismo autor quien te rescata de dicha oscuridad y pesimismo. Quién te enseña que a veces lo simple puede ser disfrutable en la vida, que no siempre debe vivir uno lleno de penas y complejidades de pensamiento. También puede ser feliz si se deja arrastrar por la corriente de las simples cosas pero hermosas que tiene la vida,  tan perfectamente reflejado en este otro párrafo:
"La mayor parte de los hombres no quieren nadar antes de saber ¿no es esto espiritual? y no quieren nadar, naturalmente! Han nacido para la tierra, no para el agua y, naturalmente, no quieren pensar, como que han sido creados para la vida no para pensar. Claro y el que piensa, el que hace del pensar lo principal ese podrá acaso llegar muy lejos en esto, pero ese precisamente ha confundido el agua con la tierra, y tarde o temprano se ahogara."
o en este otro:
 "Usted ha de acostumbrarse a la vida y ha de aprender a reír. Ha de escuchar la maldita música de la radio de este mundo y venerar el espíritu que lleva dentro y reírse de la demás murga. Listo,otra cosa no se le exige"

Tan simple pero tan cierto. Una obra maestra.




2 comentarios:

Ángela 18 de enero de 2012, 6:42  

Es cierto eso que dices Andrés, de alguna manera yo me sentí bastante identificada con el personaje. También es cierto que Hesse nos lleva de su mano, ahora somos lobos y ahora somos humanos que se dan cuenta de que la vida hay que disfrutarla.
Un genio este hombre. Es un libro que a mi me gustó muchísimo, porque sigue dando vueltas y vueltas en la cabeza mucho tiempo.
Ahora estoy leyendo unos cuentitos de amor suyos que son deliciosos.

Un beso, Andrés.

Andrés 18 de enero de 2012, 22:34  

Totalmente de acuerdo con tu comentario.
gracias por comentar, es un gran libro.

Saludos!

Publicar un comentario

Sobre mí

Mi foto
No me sé describir a mí mismo. Lo dejo a la percepción del que me conoce y al prejuicio del que no.

Los atrapados en el espacio surrealista:

Con la tecnología de Blogger.