Todo parece de color gris


Todo parece de color gris
cuando algo no me sale:
una noche sin un libro en la mesita,
parece aguardar.
Mi vida corre delante de mis ojos,
pero no puedo mover mi cuerpo para seguirla,
mi alma se acurruca cerca de mi pecho,
mi pecho se acurruca cerca de mi alma
y yo dentro de mis miedos.
Y todo parece de color gris
Espero que las nieves del invierno más frío cesen
y el verano haga que mi alma no necesite
abrigarse con mi cuerpo
pero la temperatura con la que ella tropieza
no es la misma que la del entorno
sino que la de mi cabeza,
la que muestra signos de frío cuando hace calor
y de calor cuando hace frío,
esa que cuando algo no me sale se pierde
se llena de rebuscadas conclusiones.
Y todo parece de color gris.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Sobre mí

Mi foto
No me sé describir a mí mismo. Lo dejo a la percepción del que me conoce y al prejuicio del que no.

Los atrapados en el espacio surrealista:

Con la tecnología de Blogger.