Abajo las máscaras

Abajo las máscaras
 
Hablando de Musil, Broch recordaba para que Hofmannsthal
el mejor escondite de la profundidad es la superficie.

Rimbaud ejerció durante tres años
su sarampión poético.
La poesía no se repuso, todavía.

Gallois expulsó su ecuación
la noche previa a su muerte
en un duelo.
Tenía veinte años. La ecuación persiste.

Hokusai pedía ciento diez años
de vida para que todo el marcupiese
en un punto de su pincel de marta sibilina.

Para J.B., la vida duraba menos que un balazo.
Jane Bowles: qué angustia elegir en un menú,
cuando hay tan poco tiempo!

Atención. El primer suicida fracasó.
En una noche que aún olía a dientes de sable,
la rama no resistió a su peso.
Pero el gesto perdura. Descubrió la cultura
profunda, la que dice no desde una superficie
que nos enceguece.

Avancemos, espada en alto, entre esta selva de antifaces.

Mario Trejo

0 comentarios:

Publicar un comentario

Sobre mí

Mi foto
No me sé describir a mí mismo. Lo dejo a la percepción del que me conoce y al prejuicio del que no.

Los atrapados en el espacio surrealista:

Con la tecnología de Blogger.